El asilo en España es cuanto menos un tema muy confuso para quien no está familiarizado. Esto hace que muchas personas que huyen de conflictos o persecuciones pierden la oportunidad de vivir una vida plena en España, por el solo hecho de desconocer todo lo relacionado con la solicitud de asilo político.

No obstante, queremos marcar la diferencia y ayudar de manera real. A continuación, nos proponemos abordar algunas de las dudas más recurrentes que agobian a los solicitantes de asilo en España. Continúa leyendo y te aseguramos que estarás más cerca de hacerte con tu cita de asilo.

España es una de las naciones más estables de todo el mundo. Aunque periódicamente (como cualquier país) puede tener algunos síntomas de inestabilidad política, es uno de los destinos preferidos de quienes buscan asilarse una nación amigable. Así mismo, España es un país receptor de migrantes forzosos que se solidariza con los exiliados.

¿Qué es el asilo político en España?

El asilo no es más que la protección que brinda un Estado a un individuo cuya vida corra peligro en su nación de origen. Cuando la persona manifiesta imposibilidad o temor de regresar a su país por motivo de persecución de algún ente gubernamental tiene derecho de solicitar protección al Estado español.

El asilo político es una figura que tiene cientos de años brindando protección a individuos perseguidos de todas partes del mundo. Sin embargo, la figura gana relevancia después de la convención de Ginebra de 1951 donde se toca a profundidad el tema de los refugiados.

El uso del término

Resulta muy conveniente dejar claro que, aunque el termino asilo político es bastante popular, en lo que respecta a las leyes esta protección es conocida solo como asilo. Independientemente de la razón por la que un individuo este sufriendo persecución gubernamental puede solicitar asilo en España.

El orden mundial establecido después de la Segunda Guerra Mundial fue lo que motivo al cambio de este término. A partir de entonces, las solicitudes de asilo comenzaron a tener bases mucho más políticas que antes y el asilo político comenzó a ser un término redundante.

Asilo en España

Infografía sobre el derecho de asilo en España

El asilo en España

España es un país con legislación propia pero que está fundamentada en los dictámenes de organizaciones internaciones como la ONU. En este orden de ideas, el Estado actúa conforme lo indica el Estatuto de los Refugiados de 1951. Según este un individuo puede solicitar asilo político cuando tiene temores fundados de persecución por:

  • Su pensamiento u opiniones políticas
  • Por su raza
  • Su religión
  • Su nacionalidad
  • Pertenencia a un grupo social específico

Si por alguna de estas razones el individuo carece de nacionalidad y se encuentra fuera del país donde se siente perseguido tiene el derecho de hacer su solicitud de asilo.

Algunos años más tarde en España es sancionada la ley 12/2009, también conocida como “Ley reguladora del derecho de asilo y de la protección subsidiaria”. Con esta no se restringe el derecho a solicitar asilo en España, sino que también se ofrece la posibilidad de solicitarlo a quien haya sufrido persecución por motivo de:

  • Raza
  • Religión
  • Nacionalidad
  • Opiniones políticas
  • Pertenencia a un grupo social
  • Genero u orientación sexual

Además, quien a causa de temores de persecución se encuentre fuera del país de nacionalidad y no quiera acogerse a la protección de dicho país también puede solicitarlo.

Así mismo, quienes no tengan nacionalidad alguna y no deseen por motivo de persecución regresar a su país de origen también puede solicitar asilo. Pero del mismo modo que amplía las posibilidades de recibir asilo en España, establece en sus artículos 8 y 9 las causas de denegación y revocación del asilo respectivamente.

Asilo, refugio y protección subsidiaria

Tal y como mencionamos al principio, todo lo relaciona con al asilo en España puede llegar a ser difícil de entender de buenas a primeras. Una de las dudas que más agobia a los solicitantes es la diferencia entre estas terminologías. No obstante, la ley de asilo 12/2009 nos indica claramente que son cada uno y en qué casos aplican.

El asilo es un derecho que tienen todas las personas, que les da la posibilidad de buscar protección fuera de las fronteras de su país huyendo de persecuciones o conflictos que ponen en verdadero riesgo su vida.

El asilo lo solicita una persona que tiene miedo de perder su vida en su país.

Por otra parte, la protección subsidiaria es una figura que puede llegar a otorgarse a aquellas personas que no califican para un asilo pero que realmente necesitan protección. Esta protección se otorga cuando hay buenos indicios de que la persona puede sufrir algún daño si regresa a su país de origen.

Un refugiado reconocido por el Estado español tiene derecho tanto a un asilo como a la protección subsidiaria.

Para concluir este apartado, quienes reúnan los requisitos para ser considerados refugiados pueden hacerse acreedores de la llamada protección internacional.

Día mundial de los refugiados

El 20 de junio se celebra el día mundial de los refugiados

Razones que impiden el regreso al país de origen

Ya hemos mencionado en varias ocasiones las razones de persecución por las que un individuo puede solicitar asilo en España. Sin embargo, todo solicitante de asilo o protección debe saber cuáles son los daños graves que, según la convención de Ginebra pueden dar lugar a la aprobación de la protección subsidiaria o el asilo:

  • La pena de muerte o riesgo de ejecución
  • Tratos inhumanos, degradantes o tortura
  • Amenazas graves a la vida o la integridad motivadas por violencia indiscriminada en conflictos bélicos

¿Cómo volverse un solicitante de asilo o protección?

Ante la pregunta ¿Dónde solicitar asilo en España? La respuesta es que debe ser en aeropuertos y puestos fronterizos debidamente autorizados. En las oficinas de extranjería ubicadas en las comisarías de policía también es posible hacer la solicitud.

Quienes vayan a solicitar asilo estando dentro del territorio español deben hacerlo antes de que transcurra un mes de su estancia en el país.

Por otra parte, quienes soliciten asilo desde un puesto fronterizo deberán permanecer en este hasta que las autoridades decidan si proceder o no con la solicitud de asilo.

Cualquier persona con independencia de su edad puede solicitar asilo en España sin que ninguna autoridad pueda impedirlo. Tan solo hay que hablar con los encargados de migración para hacerles saber que se solicitara asilo en el futuro cercano.

Al manifestar el deseo de solicitar asilo en el país, los agentes de fronteras deberán brindar la atención necesaria para que su solicitud pueda hacerse de forma satisfactoria.

¿Qué tengo que hacer para ser solicitante de asilo en España?

Para volverse un solicitante de asilo hay que formalizar una solicitud de protección internacional. La misma también es conocida como solicitud de asilo y en España la proveen a los solicitantes las autoridades en materia de migración que presten servicio en la entrada.

El solicitante de asilo que aún no recibe una respuesta o resolución de su caso de parte del Estado español no puede ser deportado o sacado del país. Esta decisión debe cumplirse a cabalidad hasta que la resolución haya salido (devolución, expulsión o extradición).

El incumplimiento de ello por parte del solicitante puede poner en serio riesgo su solicitud. Por otra parte, las autoridades migratorias se manejan bajo el principio de no devolución mediante el que se busca resguardar al máximo la integridad física y la vida del solicitante de asilo.

Solicitar asilo en España desde el exterior

Del mismo modo que en los aeropuertos y puestos fronterizos se puede hacer la solicitud de asilo, en las representaciones consulares también es posible solicitarlo. Sin embargo, hay que aclarar que no se trata de un procedimiento tan común y su tasa de éxito suele ser menor.

Este procedimiento es válido siempre que la persona se dirija a una embajada o consulado de España que quede fuera de su país de origen o del país donde tiene nacionalidad.

Desde las embajadas y consulados también se puede brindar protección a los perseguidos del mundo.

El procedimiento es similar, debe dirigirse hasta la representación diplomática y manifestar al personal que corre serio riesgo su integridad física o su vida. Si se llega a comprobar lo dicho, la máxima autoridad del servicio consular puede autorizar la entrada a la embajada o consulado de la persona que corre peligro.

En casos más graves, el embajador puede incluso gestionar el traslado del individuo que se encuentra corriendo peligro a territorio español. En la mayor parte de los casos, la protección se limita al área interior de las representaciones diplomáticas, aunque existe la posibilidad real de conseguir llegar a territorio español.

Deberes y derechos de los solicitantes de asilo en España

Ya que un solicitante de asilo no puede ser sacado del país, este tiene que cumplir una serie de normas que establece el Estado. Del mismo modo, tiene para sí ciertos derechos que no pueden ser violados por ninguna autoridad.

Deberes del solicitante de asilo

Deberes del solicitante de asilo

  • Cooperar con las autoridades españolas en el procedimiento para la concesión de protección.
  • Presentar a la brevedad posible todos los elementos que junto a su declaración fundamenten la solicitud de asilo (Documentación de identidad, nacionalidad, lugares de residencia en el pasado, itinerario de viaje, solicitudes anteriores de protección, documentos de viaje, motivos por los que se solicita la protección, entre otros)
  • Consentir la grabación de sus declaraciones, permitir ser fotografiados y proporcionar huellas dactilares.
  • Comparecer ante la autoridad cada vez que se les requiera con relación a cualquier tema relacionado con su solicitud de asilo.

Derechos del solicitante de asilo

 

Derechos del solicitante de asilo

  • Derecho a contar con un intérprete de ser necesario
  • Derecho a asistencia jurídica gratuita
  • Derecho a que la solicitud de asilo sea comunicada a ACNUR
  • Derecho a la suspensión de procesos de devolución, expulsión o extradición
  • Derecho a conocer el contenido del expediente
  • Derecho a recibir atención sanitaria
  • Derecho a ser documentado como solicitante de protección internacional
  • Derecho a recibir prestaciones sociales según lo establecido en la ley

El solicitante de asilo debe defender sus derechos a toda costa, al tiempo que debe cuidarse de cumplir con sus deberes. El incumplimiento puede ser razón de rechazo de la solicitud de asilo en España.

Prestaciones sociales que provee el Estado español

En este caso se trata del Gobierno de España que dispone de algunos programas que permiten la protección de la vida y la integridad de los solicitantes de asilo. Son programas de ayuda que se encargan de ayudar a los solicitantes que no cuentan con recursos económicos.

En la mayor parte de las comunidades autónomas se puede brindar coberturas a las necesidades básicas de las personas. El alojamientos, manutención y asistencia psicosocial son tan solo algunas de las ayudas que el Estado proporciona a quienes esperan por una resolución en su caso.

Por supuesto, no todos los solicitantes de asilo pueden acceder a esta ayuda del Estado. La mayor parte no cuenta con toda la asistencia social hasta que su asilo ha sido aprobado, aunque puede solicitarse en la oficina de asilo y refugio donde se esté prestando servicio a la persona en cuestión.

Por otra parte, los solicitantes de asilo que no tengan donde quedarse y soliciten ayuda del Estado no podrán elegir dónde quieren estar. El lugar de residencia será seleccionado por el Estado en función de la disponibilidad de piezas que se encuentren a disposición en el momento indicado.

Razones que excluyen del asilo o la protección subsidiaria

El Estado español debe tratar de brindar la mayor ayuda posible a los solicitantes de asilo, aunque tampoco tiene la obligación de aceptar todas y cada una de las solicitudes que se presentan. En ocasiones, se necesita un estudio profundo del caso para llegar a una resolución. Sin embargo, estas son algunas de las razones por las que algún solicitante de asilo o protección puede ser excluido:

  • La comisión de crímenes de guerra, crímenes contra la humanidad y delitos contra la paz
  • La comisión de delitos graves antes de haber recibido el beneficio de protección
  • La realización de actos que sean completamente opuestos a las finalidades de la ONU
  • Representar un peligro para el orden público o el Estado español
  • Incitar a la comisión de delitos de cualquier clase

Si se llegase a comprobar que el solicitante ha cometido alguno de estos crímenes, su solicitud de asilo será negada e incluso puede ser deportado o extraditado.

Que protección se les ofrece a los solicitantes de asilo

Antes ya mencionamos que quienes se encuentran a la espera de asilo en España no pueden ser devueltos a sus países de origen. No obstante, no es este el único beneficio que obtienen los solicitantes.

Todos los solicitantes de asilo tienen el derecho a recibir información sobre sus derechos y obligaciones. Pueden recibir una autorización de residencia y trabajo, ya sean temporales o permanentes según como las autoridades lo determinen.

Al mismo tiempo pueden recibir documentos de identidad y en el caso de que tengan permitido salir de España también pueden recibir documentos de viaje. Además, tienen acceso a la educación, asistencia sanitaria y en algunos casos incluso a vivienda. Tienen completa libertad de circulación dentro de la comunidad española donde solicitaron el asilo.

Así mismo, tienen acceso a programas de integración y en algunos casos algunos pueden hacer retorno voluntario a sus naciones de origen si creen que la persecución en su contra ha cesado. Pueden mantener una unidad familiar, todo ello con la intención de hacer más llevadera una experiencia muy traumática.

Pasos para obtener el asilo en España

Si la persona comunico su interés de solicitar asilo estando dentro de España o desde algún puesto fronterizo, tiene que pasar por la fase de admisión a trámite. Es aquí donde se hace la primera evaluación y se determina si efectivamente el individuo tiene razones para solicitar el asilo.

En caso de ser denegada, quienes estén dentro del territorio deben salir antes de que su tiempo de estancia en el país se venza. Por otra parte, quienes estén en puestos fronterizos deben saber que pueden pasar hasta 4 días para recibir la decisión. Desde la frontera si es posible presentar un recurso dos días después en caso de que la solicitud haya sido negada. En caso de que vuelva a ser rechazada, la persona deberá irse de España.

Sin embargo, las solicitudes de asilo que sí sean admitidas pasaran de una vez a la fase de elegibilidad. Es durante este proceso cuando la solicitud se examina de una manera exhaustiva con el fin de aprobar o denegar el asilo.

El proceso tiene un plazo máximo de 6 meses, aunque los tramites de urgencia tienen un plazo de 3 meses (extensible de ser necesario).

Si la decisión en cuestión requiere más tiempo del estimado, el Estado enviara una notificación en la que especificaran las causas de la tardanza. De ser aprobado el asilo, de inmediato la persona gozara de los beneficios del mismo. En caso contrario tendrán que salir del país a la brevedad posible.

Una inconveniente negativa de aprobación del asilo puede ser revertida. En realidad, durante cualquiera de las fases un solicitante puede ejercer su derecho de presentar recursos ante un tribunal para tratar de cambiar la decisión. En caso de que tampoco resulte, la persona no podrá volver a solicitar asilo en España.

¿Es un proceso confidencial?

Es una de las dudas más grandes que tienen muchas de las personas que solicitan asilo en España. Por alguna u otra razón estos individuos sienten la necesidad de mantener en secreto sus trámites que posiblemente conlleven a la aprobación de un asilo en el país.

Como medida de seguridad y en resguardo de la integridad de los solicitantes, todo el proceso de solicitud de asilo es confidencial. Todas las autoridades que vayan a conversar con el solicitante de asilo están obligadas a mantener en secreto todo lo relacionado al caso.

Más importante aún, el Estado español jamás va a revelar a las autoridades de la nación de origen nada que tenga que ver con la solicitud de asilo. Ello para blindar aún más la protección que se le ofrece a cada solicitante, especialmente útil en caso de persecuciones de personalidades políticas, intelectuales y generadores de opinión.

No obstante, se tiene que saber que la única institución a la que el Estado español está obligado a suministrar información acerca de todos los solicitantes de asilo es a ACNUR. El alto comisionado de las naciones unidas para los refugiados también mantendrá la información alejada de los gobiernos.

Cita para el asilo en España

La cita para el asilo es una parte muy importante del proceso. Puede hacer la diferencia entre una solicitud que se aprueba y otra que es rechazada, aunque tampoco es garantía de aceptación dentro del territorio español. Es un proceso por el que tienen que pasar quienes estando dentro del país quieran pedir asilo.

Se trata básicamente del primer paso, que tiene que realizarse en la oficina de asilo y refugio de la comunidad autónoma en la que se encuentre. Quienes soliciten asilo en un puesto fronterizo recibirán en el mismo la cita para la entrevista correspondiente.

Para conseguir la cita tiene que hacerse una solicitud por medio de la página web o ir personalmente hasta la institución. Las citas suelen tardar un poco en comunidades como Madrid o Cataluña, mientras que en otras el proceso tiene algo más de celeridad por baja demanda.

Una vez se tenga la cita, la asistencia puntual a la entrevista es de suma importancia. En esta se pregunta al solicitante acerca de su identidad, el trayecto que se ha seguido hasta España y los motivos por los que se considera bajo peligro. Es vital explicar a las autoridades todo lo que ha pasado y presentar la mayor cantidad posible de pruebas.

Como ya explicamos antes, en los puestos fronterizos las autoridades tienen 4 días para evaluar la solicitud y emitir una resolución de admisión o rechazo del trámite. En el caso de hacerlo desde dentro del territorio, el tiempo estimado por las autoridades es de 1 mes.

Cita de asilo y convención de Dublín

En lo que respecta a asilados y refugiados aplican una serie de convenciones internaciones que en España se cumplen a cabalidad. Una de estas es la convención de Dublín, que aplica para todos los países de la zona euro.

Según esta el Estado miembro de la Unión Europea que recibe primero al solicitante tiene la responsabilidad de tramitar la solicitud de asilo. Ello quiere decir que una persona registrada en España como solicitante de asilo no puede solicitar asilo en otro país de Europa.

Quien toma las decisiones con respecto a una solicitud de asilo en España

La única institución del Estado español que puede evaluar las solicitudes de asilo y emitir las resoluciones es la oficina de asilo y refugio. Hay varias de estas en cada comunidad autónoma y también en los puestos fronterizos establecidos.

Se trata de una dependencia del Ministerio del Interior en la que el propio ministro tiene voz y voto. Al mismo tiempo, el poder de decisión recae sobre el Ministro que cuenta siempre con los consejos y recomendaciones de la Comisión Interministerial de Asilo y Refugio de España.

Por supuesto, en el proceso de solicitud de asilo o protección subsidiaria en España también intervienen tribunales de Audiencia Nacional. En estos, el solicitante puede introducir recursos para tratar de revertir una solicitud denegada. Está al alcance de todos los solicitantes de asilo y refugio que se encuentren en España.

Oficina de asilo y refugio

La oficina de asilo y refugio valora las solicitudes de asilo

Tarjeta roja en España

Una de las máximas aspiraciones de quienes vienen a España pidiendo asilo es hacerse con la famosa tarjeta roja que otorga el Estado. No es para menos, con este documento pueden tener una vida tranquila y prospera en una nación hermosa como es España.

Sin embargo, las confusiones llegan y se hacen presentes de nuevo. Muy pocas personas entienden realmente las implicaciones del color de la tarjeta que el Estado otorga. Ahora mismo vamos a mostrarte qué son las tarjetas, qué implican cada una de estas y datos útiles qué hay que conocer para pedir asilo.

Las tarjetas de asilo

Una tarjeta no es más que un documento que expide el Ministerio del Interior de España el cual certifica que una persona se encuentra en proceso de solicitud de asilo o ya le fue aprobado. Es sumamente importante para quienes llegan a un país nuevo a empezar desde cero.

Por supuesto, hay diferentes tipos de tarjetas en España y cada uno significa algo diferente. Estaremos hablando de cada una y de sus implicaciones. Sabrás que significa para un asilado tener una tarjeta roja o que solo se haya entregado la tarjeta blanca del solicitante.

Tarjeta blanca

Se trata del primer paso por el que pasan todos los solicitantes de asilo que hay en España. Para hacerse con esta tarjeta lo único que hay que hacer es haber asistido a la entrevista con el agente de migración y que la solicitud de asilo haya sido entregada y se encuentre es espera de admitirse.

Esta tarjeta se les entrega a las personas que apenas comienzan a solicitar el asilo en España. Esta tarjeta tan solo indica que actualmente se espera la decisión de admitir o no admitir la solicitud de asilo y que por ello a persona no puede ser sacada del país.

Sobre la tarjeta roja

Como ya mencionamos, la tarjeta roja es el máximo deseo de los solicitantes de asilo. La verdad es que esta no significa que los trámites de asilo ya concluyeron y que fueron aprobados, sino que la solicitud efectivamente ya fue admitida por las autoridades.

Se trata más de un documento de identificación que de principio tampoco contempla el derecho a trabajar. El nombre oficial de este es “Documento acreditativo de la condición de solicitante en tramitación de protección internacional” y tiene una vigencia de seis meses desde la fecha en que se emite.

Aunque de principio no permite trabajar, quien tiene una tarjeta roja efectivamente puede gozar de algunos beneficios más. En la misma aparece el Número de identificación del Extranjero (NIE), con el que se pueden abrir cuentas bancarias, asignar un médico de cabecera o recibir una tarjeta sanitaria de ser necesario.

Si en seis meses la decisión sobre el asilo no ha salido, la tarjeta roja se renueva, pero esta vez permitiendo trabajar al portador. Cuando el asilo es aprobado definitivamente la tarjeta roja es sustituida por una Tarjeta de Identificación del Extranjero (TIE) que permite quedarse en el país y trabajar, casi del mismo modo de quienes han obtenido residencia.

La tarjeta roja permite la movilidad internacional

La respuesta es no. De principio porque cuando solicitas asilo a España, las autoridades migratorias del país van a quedarse con tu pasaporte mientras se define tu situación. Ello hace muy inconveniente hacer viajes fuera del país.

Por otra parte, la tarjeta roja tiene una inscripción que dice que solo es válida para estar dentro del territorio español. En la práctica, es posible viajar por tierra dentro de las fronteras de Europa, aunque es poco recomendable para no afectar la solicitud de asilo.

Derecho a la extensión familiar del asilo

Dentro de las leyes de España se contempla la opción de que el asilo de un individuo pueda ser también concedido a algunos de sus familiares más cercanos. Por supuesto, esto tan solo aplica en algunos casos específicos que no siempre se suscitan.

La ley establece que siempre que se determine la dependencia y que todos tengan la misma nacionalidad de origen es posible obtener el asilo en conjunto.

Las parejas y los hijos menores de edad de los beneficiarios son los más propensos a obtener el mismo asilo que su familiar en la mayor parte de los casos.

Los ascendentes en primer grado y algunos otros familiares también pueden obtener el asilo si se determina la dependencia y tienen también la misma nacionalidad de origen. En teoría es completamente posible que una persona obtenga el asilo y algunos de sus familiares más cercanos también lo hagan.

No obstante, en la practica el proceso no es tan sencillo y solo tiene éxito cuando se trata de conyugues e hijos pequeños. Sin embargo, el derecho a la extensión familiar está contemplado en la legislación y tiene que ser considerado por quienes serán solicitantes de asilo.

¿Con la protección internacional también se otorga la nacionalidad?

En la mayor parte de los países del mundo, hacerse con asilo o protección subsidiaria no significa conseguir la nacionalidad. España no es la excepción, por lo que si el asilo es aprobado no significa que la persona se hace con nacionalidad española.

No obstante, quienes hayan obtenido asilo en España verán reducidos los tiempos ordinarios para obtener la nacionalidad española. En tal caso, en cinco años una persona con asilo podrá iniciar los trámites para conseguir la nacionalidad española sin ningún problema. De ahí en más tendrán exactamente los mismos derechos que un ciudadano español de nacimiento.

Como renunciar al asilo en España

Dentro de la ley 12/2009 no se contempla exactamente la renuncia al asilo político concedido por España. Se estima que las personas permanecerán en el territorio hasta que la razón de su huida haya acabado.

Sin embargo, se sabe que también se sabe que la protección subsidiaria y el asilo en España terminan (entre otras cosas) cuando el individuo en cuestión lo solicita. Así como toda persona tiene derecho a solicitar el asilo, cualquier persona tiene derecho a prescindir de este cuando le parezca más conveniente.

Esto suele sucede cuando hay cambios políticos en las naciones de origen o cuando por alguna razón se consigue otra nacionalidad que le brinde protección a la persona. Sea como sea, solo hace falta notificar a la oficina de asilo y refugio y en muy poco tiempo el asilo será retirado.

En cualquier caso, las consecuencias de renunciar al asilo político son determinantes. De no tener un permiso de permanencia, la persona debe salir del país a la brevedad posible o será expulsada por las autoridades de migración. Hay que pensarlo muy bien antes de renunciar a un asilo en España.

Beneficios del asilo en España

En el mundo hay una cantidad considerable de países que pasan por malos momentos. Algunos con economías devastadas por malas políticas económicas mientras que otros están sumidos en guerras que causan mucho dolor y sufrimiento. Ante esta realidad, los habitantes buscan huir tratando de hallar una mejor vida.

En la mayor parte de los casos, los destinos elegidos son Europa y Estados Unidos por la fortaleza de sus economías y lo estable de sus sociedades. España es uno de los mejores países de la unión europea, por lo que resulta un gran destino para los migrantes forzosos.

Solicitar y conseguir el asilo en la nación ibérica tiene muchos beneficios. Es un país donde la vida está segura y se puede subsistir con calidad vida trabajando de forma honesta. Además, en España se siguen las recomendaciones de ACNUR y se les da muy buen trato a los asilados y refugiados.

Para empezar, hay que decir que se respetan cabalmente los derechos de los asilados plasmados en la ley 12/2009, las convenciones de las Naciones Unidas y también las de la Unión Europea. No obstante, asilarse en España tiene beneficios que solo se obtienen en esta nación.

Beneficios que tiene el asilo

Estos son algunos de los beneficios que tiene el asilo en España

Libertad financiera

Una vez que se ha recibido la tarjeta roja de asilo, cualquier persona puede ir una institución bancaria con el fin de abrir su propia cuenta. Con la segunda tarjeta roja ya podrá comenzar a trabajar y labrar su camino con mucho esfuerzo en una economía estable.

Libertad de circulación

No solo aplica en todo el territorio de España una vez que el asilo está aprobado, sino que es válido para movimientos terrestres por toda la Unión Europea. Eso sí, no se puede establecer residencia en un país que no sea España pues sería violatorio de la ley.

Calidez en muchos sentidos

España está muy lejos de ser un frio país como los del Norte de Europa. Su clima es bastante agradable y se presta para que culturas de todo el mundo se adapten a este. Cualquiera puede sentirse cómodo estando en España como asilado.

Por otra parte, la calidez también viene de parte de las personas que la habitan. Hace no mucho tiempo, los habitantes de España tuvieron que migrar hacia muchos destinos del mundo. Este hecho hace que en la actualidad los españoles sean bastante receptivos con los migrantes y sobre todo con quienes tienen asilo.

Acceso a beneficios sociales

En España impera el Estado de bienestar que también está presente en buena parte de los países de Europa. De este también son beneficiarios quienes están dentro del país por razón de asilo, quienes podrán acceder a buena parte de los programas sociales del Estado.

La asistencia sanitaria y la educación están garantizadas para cualquier asilado en España. Por otra parte, aunque en menor medida la asistencia social, servicios sociales y el derecho a la vivienda también se garantizan. En parte por ello es que resulta una opción tan atractiva para migrantes forzosos de todo el mundo.

Resumen y conclusión

Cualquier persona que padezca algún tipo de persecución por razón de raza, religión, género u opiniones políticas puede solicitar asilo en España. En el caso de que la denuncia sea fundamentada, el Estado se encargara de la protección del individuo otorgando un asilo para que resida dentro del territorio.

No obstante, la persona debe probar que realmente sufre de algún tipo de persecución antes las autoridades de la oficina de asilo y refugio. El proceso suele ser tardío y confuso, pero las autoridades son justas y si realmente es necesario concederán un asilo o protección subsidiaria.

Todos los asilados tienen derechos inalienables dentro de España, aunque también tienen una serie de deberes y obligaciones que tienen que obedecer. Como hay condiciones mínimas para acceder a un asilo, el incumplimiento de la ley puede poner fin a la protección que ofrece el Estado a las personas protegidas.

España es un país de leyes, donde se puede vivir muy bien siempre que estas se cumplan. El procedimiento para la solicitud de asilo tiene que seguirse al pie de la letra, con el fin de lograr la consecución del esperado asilo.

Miles de personas cada año logran hacerse con un asilo en España.

Si tienes cualquier duda, puedes dejar tu comentario un poco más abajo o enviarnos tu consulta a través del formulario de contacto.